Ajedrez y Poesía

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar

height=60px

Volver a Portada
Volver a Art.Juan J.Rosa
JUAN J. ROSA SÁNCHEZ

León para Jerez

Juan Rosa Sanchez Jerez.jpg





AJEDREZ Y POESÍA



'


Ilustración tomada del “Libro de los Juegos” conocido también como “Libro del Ajedrez, Dados y Tablas”


El año 2012 el autor publicó en este medio un artículo titulado “Glosario del juego del Ajedrez” que revisó, aumentó y dio a conocer, también en JerezSiempre, el año 2014. Hoy para enriquecer aquel trabajo se aporta una recopilación de poesías dedicadas o en las que se cita a este juego o deporte para lo que se ha realizado una larga búsqueda que ha dado como resultado descubrir que autores tales como García Lorca, Borges y Fernando Arrabal le han dedicado alguna poesía o algún verso.

Pero antes quizás sea necesario resolver una duda: el ajedrez ¿es un juego o un deporte?

El deporte es actividad física pero comporta más: es facultad y prontitud de obrar, es diligencia y eficacia y pretende la resolución de problemas para alcanzar el éxito. Se puede practicar en forma de competición, pero también nada más que para jugar (compitiendo o no). Desarrolla determinadas cualidades físicas, morales, psíquicas... pero también las exige, por lo que para practicarlo necesita del entrenamiento previo y para que se desarrolle tiene necesidad de que haya unas determinadas normas que son impuestas y absolutamente obligatorias.

El deporte puede ser individual o colectivo también conocido como de equipo. Como sus propias denominaciones indican, el primero es el que practica una sola persona, en competición con otra o con ella misma, luchando contra sus propias limitaciones o contra el metro y el reloj; y el colectivo o de equipo es el practicado por un grupo de personas en competencia con otro grupo.

El deporte puede realizarse como profesional o como aficionado. En la primera modalidad el jugador cobra por ejecutar una actividad que realmente es un espectáculo al que asiste público que paga por ver jugar, para ganar, a su club o a su ídolo. Esta es una manera que para determinar si es deporte o no habría que considerar si los que la hacen se recrean, disfrutan etc. Sin embargo, el conocido como aficionado se realiza sólo para el goce, solaz, mejora física, entretenimiento, ocupación del tiempo libre, etc. del que lo practica.

El juego para Huizinga (Homo ludens, 1972) “…es una actividad u ocupación voluntaria ejecutada dentro de ciertos límites fijados de tiempo y lugar, según las reglas libremente aceptadas y absolutamente obligatorias, teniendo su aspiración en sí mismo y realizado con una sensación de tensión, alegría y consciencia que es diferente de la vida ordinaria".

Seybold (Principios didácticos de la Educación Física, 1976), basándose en la definición anterior, señala como características del juego, las siguientes:

Primera. En primer lugar y ante todo es acción libre. El juego impuesto ya no lo es en sentido estricto, porque en su forma original emana del placer de jugar.

Segunda. No es la vida ordinaria propiamente dicha. Todo lo contrario, permite salir de ella y abre una esfera distinta. Como el juego por su misma índole sólo puede ser un intermedio (recreo, entretenimiento) en la vida cotidiana, nos sentimos molestos cuando se convierte en obligación, en oficio.

Tercera. Su resultado es incierto. En el juego siempre hay algo en suspenso. Cada participante tiene posibilidades de ganar y sólo mientras el desenlace no sea seguro continúa. La decisión le pone punto final. El estado de tensión de "suspense" existe ya en las formas más simples del juego. Siempre puede hacer éxito o fracaso.

Cuarta. El juego crea orden. En el mundo imperfecto, en la vida confusa introduce con ese orden una limitada y transitoria perfección. El orden es dado por las reglas del juego y si no existen se crearán para seguir jugando. El orden introduce elegancia y exige distanciarse de la propia voluntad de imponerse.

Quinta. Se desarrolla dentro de ciertos límites de tiempo y espacio. Es encerrado y tiene fin. Comienza y termina pero puede repetirse. En él aparece un mundo dentro del ordinario.

Sexta. Estimula la sociabilidad, crea comunión de intereses. El grupo de juego tiene tendencia a permanecer juntos después de haber terminado. Desde luego no todo partido de fútbol o partida de canicas desemboca en la fundación de un club, pero sí en la sensación de sentirse juntos en una situación excepcional, el juego. Los iniciados en el secreto de éste conservan su encanto mágico más allá del partido y vigilan su círculo lúdico no dejando entrar a los "no iniciados".

Entonces, ¿el ajedrez es juego o deporte o ambas actividades? Que cada uno saque sus propias conclusiones y mientras tanto ahí van los fragmentos o poesías prometidas:


Ajedrez Poesia 09.jpg


LA MONJA GITANA (fragmento)

“Silencio de cal y mirto.

Malvas en las hierbas finas.

La monja borda alhelíes

sobre una tela pajiza.”


[…]


Pero sigue con sus flores,

mientras que de pie, en la brisa,

la luz juega el ajedrez

alto de la celosía.”


(Federico García Lorca)

En Web Poemas del alma


Ajedrez Poesia 01.jpg


POEMA A CAPABLANCA


“Así pues, Capablanca

no está en su trono, sino que anda,

camina, ejerce su gobierno

en las calles del mundo.


Bien está que nos lleve

de Noruega a Zanzíbar

de Cáncer a la Nieve.


Va en su caballo blanco,

caracoleando

sobre puentes y ríos

junto a torres y alfiles,


el sombrero en la mano

(para las damas)

la sonrisa en el aire

(para los caballeros)


y su caballo blanco

sacando chispas puras

del empedrado…”


(Fernando Arrabal Terán)

En Blogspot Ajedrez sin duda


Ajedrez Poesia 02.jpg


HIMNO AL AJEDREZ

(para Marcel Duchamp)


‘A mis partidas voy / de mis partidas vengo…’

“Con española de ataque que al tablero transformó.

Con un dios de ‘macadan’ y cowboy de mi convoy.

Con mi crisálida y toque que lleva espuelas de china.

Con mi armonía de caníbal que sabe de electrochoques.

Con mi frescura de fiordo y mis dientes de león.

Con peón y con peana, y de Castilla el pendón.

Con el torrente y la torre sin marfil desde mi garra.

Con un gato de venganza que en mi frontera maulló.

Con verdad y transparencia de nuestros nardos y espigas.

Con la manzana y la ciencia de serpiente siempreviva.

Con el rey guillotinado por mis vasallos del alma.

Con la Furia y la Gorgona de la psique y de la saca.

Con las siete leguas luengas de mi legado y mi lengua.

Con las montañas rocosas de mi risco renaciente.

Con el regalo de magos y las migas de caballo.

Con el incendio en el tablero y mi piel de rojo y gualda.

Con el rey descabezado y mi gaviota volando.”

‘A mis partidas voy / de mis partidas vengo…’


(Fernando Arrabal Terán)

En blogspot Ajedrez sin duda.


Ajedrez Poesia 03.jpg


QUIEN ENTIENDA DE CABALLOS


“Quien entienda de caballos

que lo aclare de una vez:

¿a qué raza pertenece

el caballo de ajedrez?


No le gusta el campo,

no sabe comer,

ni lleva herraduras

ni puede correr.


¿Qué caballo es ese…?

¿Qué caballo es?”


(Dora Alonso)

En Lecto aperitivos


Ajedrez Poesia 04.jpg


POESÍA Y AJEDREZ


“Porque esta vida no es

-como probaros espero-,

más que un difuso tablero

de complicado ajedrez.

Los cuadros blancos: los días

los cuadros negros: las noches...

Y ante el tablero, el Destino

acciona allí con los hombres,

como con piezas que mueve

a su capricho y sin orden...

Y uno tras otro al estuche

van, de la nada sin nombre.


(Omar Khayyám)

En Tecdigital


Ajedrez Poesia 05.jpg


AJEDREZ


“Porque éramos amigos y, a ratos

nos amábamos;

quizá para añadir otro interés

a los muchos que ya nos obligaban

decidimos jugar juegos de inteligencia.


Pusimos un tablero enfrente de nosotros:

equitativo en piezas en valores.

en posibilidad de movimientos.

Aprendimos las reglas, les juramos respeto

y empezó la partida.


Henos aquí hace un siglo, sentados,

meditando encarnecidamente

cómo dar el zarpazo último que aniquile

de modo inapelable y, para siempre, al otro.”


(Rosario Castellanos)

En “Poesía no eres tú”, 1972


Ajedrez Poesia 06.jpg


LO LLAMAN EL JUEGO CIENCIA...


I

“Lo llaman el juego ciencia

y da mucho que entender,

y se juega con paciencia

para ganar o perder.


II

Niños, jóvenes y adultos

pueden jugarlo también,

y no existen los insultos

jugando de quien a quien.


III

Este juego no es de suerte

porque no es juego de azar,

sólo tienes que ponerte

y el tablero divisar.


IV

El juego así lo compones

con un tablero de ley,

torre, alfil, caballo y rey

y delante ocho peones.


V

Y la dama es otra pieza

más valiosa en el tablero,

si se juega con destreza

se dará el golpe certero.


VI

Ocho piezas y ocho peones

blancas y de color,

formando dos batallones

para vencer el mejor.


VII

Las blancas inician juego

las negras van al ataque,

las blancas juegan de nuevo

y las negras cantan "JAQUE".


VIII

Y siguen los dos rivales

buscando ese "JAQUE MATE",

y si los dos son iguales

se produce un buen empate.


IX

El nombre correcto es tablas

cuando no hay un ganador,

en el juego si tu hablas

ya cometes un error.


X

Yo no soy buen jugador

tampoco juego tan mal,

sólo basta de un error

que lo aproveche el rival.


XI

Me despido en el momento

y será hasta otra vez,

reconozco ese talento

que contiene el AJEDREZ."


(Bibianovsky)

En Bidmonfa


Ajedrez Poesia 07.jpg


UN CABALLO SIN FALSETA


I

Vuelve de nuevo el poeta

con toda su inspiración,

buscando siempre respuesta

para alguna solución.


II

Hay que fijarse una meta

es mi sencilla opinión,

tener la mente despierta

y mucha concentración.


III

Para lograr la perfecta

y buena combinación,

mover la pieza correcta

a la mejor posición.


IV

En el tablero se suelta

esa gran revolución,

adelante va resuelta

la batalla del peón.


V

La dama siempre dispuesta

apoyar su batallón,

y el Rey sólo se acuesta

cuando hay una rendición.


VI

Y yo con mi mente inquieta

aprovecho la ocasión,

para dar una respuesta

con la mejor intención.


VII

El contrario se respeta

aunque no esté en condición,

y se mantiene con esta

una gran evaluación.


VIII

No sé cómo lo interpreta

el pueblo o mi nación,

el juego ciencia completa

cultura y educación.


IX

Este juego no se presta

para trampas o traición,

multiplica, suma y resta

según sea la situación.


X

No crean que es una fiesta

enfrentarse a un campeón,

resolver cuando te reta

torre, alfil, caballo y peón.


XI

Un caballo sin falseta

no tiene controlación,

y como lo dice el poeta

verán que tiene razón...”


(Bibianovsky)

En Bidmonfa


Ajedrez Poesia 08.jpg


AJEDREZ

I

“En su grave rincón, los jugadores

rigen las lentas piezas. El tablero

los demora hasta el alba en su severo

ámbito en que se odian dos colores.


Adentro irradian mágicos rigores

las formas: torre homérica, ligero

caballo, armada reina, rey postrero,

oblicuo alfil y peones agresores.


Cuando los jugadores se hayan ido,

cuando el tiempo los haya consumido,

ciertamente no habrá cesado el rito.


En el Oriente se encendió esta guerra

cuyo anfiteatro es hoy toda la Tierra.

Como el otro, este juego es infinito.


II

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada

reina, torre directa y peón ladino

sobre lo negro y blanco del camino

buscan y libran su batalla armada.


No saben que la mano señalada

del jugador gobierna su destino,

no saben que un rigor adamantino

sujeta su albedrío y su jornada.


También el jugador es prisionero

(la sentencia es de Omar) de otro tablero

de negras noches y de blancos días.


Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.

¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza

de polvo y tiempo y sueño y agonía?”


(Jorge Luís Borges)

En Poesía del Alma



León para Jerez febrero de 2019





Jerez 33.jpg