Juan Piñero y Ramos

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar

height=60px Volver a Portada
Jerezanos

JUAN PIÑERO Y RAMOS

Artículo obra del Dr. D. Manuel Ruiz Lagos


Juan Piñero y Ramos (Jerez de la Frontera 14.03.1826 – Jerez de la Frontera 04.01.1870). Periodista. Escritor. Abogado. Fueron sus padres D. Agustín Piñero y Meca y Doña Margarita Ramos y Amores.


Cabecera del diario “El Guadalete”, fundado y dirigido por Juan Piñero Ramos.

Perfil biográfico


Finalizados sus estudios primarios, pasó en 1839 a cursar sus estudios medios en el Colegio de San Juan Bautista, antes que dicho Centro fuera transformado en Instituto Provincial. Bajo la tutela del maestro Juan María Capitán, destaca en el aprendizaje de las letras y en la composición literaria y poética. Forma parte de una distinguida generación en la que destacaría Diego I. Parada y Barreto, Luis de Eguilaz e, incluso, Ramón de Cala.



Por la importancia del Colegio en su formación, hacemos una marcada referencia.


El Centro fue fundado el 12 de junio de 1838 con los bienes que para dicho objeto tuvo a bien legar el ilustre patricio D. Juan Sánchez de la Torre, nombrando patronos a D. Juan González López y a D. José González y González. La idea de crear esta institución nació de los literatos vinculados con la ciudad, F. J. Reinoso, M. López Cepero y A. Lista que pensaron en la colaboración indiscutible del latinista Francisco de Paula Rodríguez y el literato antequerano Juan María Capitán.


En carta dirigida a los patronos, Capitán razonó el por qué elegía Jerez frente a Granada para su proyecto y el objetivo final que el mismo tendría: “Sólo Jerez puede más en mi gratitud que aquel suelo arábigo, aquellos cármenes pintorescos, aquella fuente mucho más deliciosa que la del Helicón y aquel edén antiguo de Andalucía. Allí tengo amigos literatos, allí condiscípulos, pero todo eso y con creces voy a tener junto al Guadalete…Quiero que se enseñe mucho y bien, y quiero que los jerezanos queden más que satisfechos del hombre que no va a emplear el tiempo en visitas, no para adquirir glorias de que se cuida poco, sino para cumplir con su deber y gratitud…”. El magisterio de Capitán fue único e imborrable en los anales docentes de la ciudad y capital su influencia en la generación jerezana de la Revolución Septembrina (Vid. Manuel Ruiz Lagos, “Política y desarrollo social en la Baja Andalucía”, Madrid, 1976).


Real Orden de agradecimiento a la Sociedad Económica de Jerez (Boletín Oficial del Ministerio de Fomento).


Terminados estos estudios, Piñero, en 1844, se traslada a la Universidad de Sevilla donde cursó la Licenciatura en Derecho, graduándose en 1851 y abriendo, seguidamente, bufete en Jerez. Su primer biógrafo y amigo Diego I. Parada y Barreto, en relación con el ejercicio de su profesión, escribe: “Como jurisconsulto, tuvo la satisfacción de felicitar cuantos negocios le encomendaros, pues repugnando a su honrado carácter todo asunto que no llevase el sello de la razón y de la justicia, sólo aceptaba la defensa de lo que era digno de ella”.


En 1852 fundó el periódico “El Guadalete”. Le acompañó en esta empresa su amigo Tomás Bueno Nuesa. La publicación se inició con modestas formas, con carácter exclusivamente literario, repartiendo sólo dos números semanales, convirtiéndose en periódico diario político y literario en 1854. A partir de este momento, “El Guadalete” proseguiría una singladura que, salvo en el interregno del sexenio revolucionario sustituido por “El Progreso”, llegaría hasta 1936.


Piñero y Ramos ejerció la dirección de “El Guadalete” hasta 1860 en que, motivado por circunstancias profesionales, dejó las tareas de dirección en manos de su amigo Bueno Nuesa. Fallecido en 1853 su maestro Juan María Capitán, accedió a desempeñar interinamente la cátedra que el distinguido antequerano había regentado tan brillantemente en el Colegio de San Juan Bautista. Tres años más tarde, en unión de sus amigos Antonio Monge y Juan Navarro, llevaría a cabo la edición de los poemas de su maestro, salvando de esta forma la memoria del poeta que, de otra forma, se habría perdido, así como sus noticias sobre Jerez y el Colegio de San Juan Bautista. La póstuma publicación incluyó una biografía de Capitán redactada por Piñero ( J. María Capitán, “Poesías”, Jerez, imprenta de “El Guadalete”, 1856).


Por otra parte, se involucra activamente en la gestión de la Sociedad Económica de Amigos del País. Particularmente, apoyó las exposiciones anuales que dicha institución organizaba en pro del desarrollo y prosperidad de la ciudad.


Portada de las “Poesías” de Juan María Capitán, editadas por Juan Piñero.

Especial implicación mantuvo en la exposición de 1858. La gestación y el desarrollo de la misma fue felicitado por Real Orden de 15 de julio de1858: “S. M. se ha dignado disponer que en su Real nombre se den las gracias al Conde de Premio Real, a la Sociedad Económica y Ayuntamiento de Jerez, y a los particulares que más se han distinguido y cuya relación nominal se acompaña”.

El nombre de Piñero Ramos, en su calidad de director de “El Guadalete”, iba acompañado, entre otros, por los de Julián Pérez y Muro, director del Instituto; Manuel Bertemati, Gonzalo Quintero y José Bracho.


Intentó el jerezano, en sus preocupaciones sociales, llevar a cabo la constitución de una Asociación de Vinateros, proyecto fallido, que –según Parada y Barreto- “si la incalificable inercia de las mismas clases que tan vital interés tenían en plantearlo, no malograse el patriótico pensamiento, en más de una ocasión fracasado”.


Llevado por su ideal de regeneración, concurrió a las elecciones municipales de 1868, realizadas con el espíritu de la revolución septembrina, obteniendo escaño que ocupó hasta fines de 1869. Tras corta enfermedad, falleció en Jerez el 4 de enero de 1870. La prensa, a la que había estado tan unido, expresó así el duelo por su fallecimiento (“El Progreso” 04.01.1870).


El duelo de la prensa


Esquela de Juan Piñero Ramos.

“Con verdadera pena, con profundo dolor damos hoy la triste noticia a nuestros lectores de la muerte del consecuente liberal, del distinguido literato y conocido abogado de esta población D. Juan Piñero, que a la edad de 43 años ha bajado al sepulcro víctima de una cruel enfermedad. Esta prematura desgracia y su casi repentina muerte, puesto que en tres días le ha privado de la vida, ha llenado de luto y consternación a su desconsolada familia y a sus numerosos amigos, a quienes hemos visto en el día de ayer lamentar con verdadero dolor tan funesto acontecimiento. El Sr. Piñero, a cuya bondad de carácter y a cuyas excelentes cualidades de hombre probo y honrado, buen padre de familia y amante del lustre y prosperidad del suelo que le vio nacer, todos hacían justicia, tenia universales simpatías entre los hombres de todos los partidos políticos de Jerez, y su muerte es hoy universalmente sentida.


El Municipio ha perdido también uno de sus hombres más ilustres, pues el Sr. Piñero venía desempeñando desde Enero del año pasado el cargo de Alcalde y el partido progresista de Jerez lamenta tan sensible desgracia.


Damos el pésame y acompañamos en su justo dolor a su desconsolada familia y a sus numerosos a amigos”.


Nota final


Al cortejo fúnebre concurrió el Ayuntamiento bajo mazas, presidiendo el Sr. López Ruiz. Las cintas del féretro eran llevadas por los Señores Sanmartín y Bertemati y por los abogados Señores Beigbeder y Thompson, en representación del Ilustre Colegio de Abogados del que era miembro el Sr. Piñero Ramos. Era el reconocimiento que “las clases todas de Jerez daban al talento, honradez y grandes virtudes cívicas que adornaban al infortunado Sr. Piñero” (“El Progreso” 06.01.1870). Cinco años más tarde, fueron recopiladas sus composiciones literarias que, en gran medida, habían sido publicadas en “El Guadalete”. Con ellas se compuso un volumen que fue editado con el título de “Poesías” (Jerez, imprenta de “El Guadalete”, 1875). De esta forma se rendía homenaje a la memoria de un gran liberal implicado en el progreso de Jerez.


Manuel RUIZ LAGOS


Jerez 70.jpg