Los diteros

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar

height=60px

Portada
Recuerdos

Historia Jerezana

Los diteros

Texto Francisco de Paula Puyol Orellana y otros.

Esto duró muchos años, de lo que creo que todavía perduran.

Estos eran unos señores que compraban los utensilios, que a las mujeres les hacían falta en sus casas y ellas se lo pedían y se los cobraban por semanas, y una cosa que valía 40 pesetas les cobraban de 80 a 100 pesetas, poniéndole unas cuotas de 25 pesetas semanales, de lo que llevaban unos talonarios y cuando pagaban las mujeres le daban un cupón por el dinero que entregaban a cuenta de lo que habían comprado, y algunas les daban más para adelantar la cuenta y sacar otra.

Estos señores, eran sólo o con sus hijos y familiares, que lo ponían al cobro y vender, y otros tenían a unos muchachos colocados con un tanto por ciento de la cobranza, pero el que vendía era él, por desconfianza de ellos, y algunos tuvieron el valor de quitarles los marchantes al patrón y ponerse por su cuenta y riesgo en el negocio.


Foto: Vicente González Lechuga



Jerez Sep.gif

Texto Juan Gallego

José_Maria en Jerez

José María

José Maria fué ditero en las décadas de los 40 y 50 por el San Miguel (Jerez de la Frontera). El empezaba por la calle Zarza, seguía por Molino del Viento, Duende, Sancho Vizcaíno y toda La Cañada de la Plata, porque entonces no existía la Barriada Federico Mayo, había una huerta llamada del Labi, que labrada un Sr. que tenía las pierna cortadas. Tambien a la derecha pasando el puente del tren de Sanlucar tenían su casa los familiares de los actuales dueños de la Venta El Pollo de la barriada del Portal y a la izquierda del puente vivía la familia Caravaca, creo que tuvieron una panaderia en la calle Baro.

Siguiendo con el recorrido de José Maria recorría las calle Pavía, Martín Fernández, San Justo, Lecheras, Cerro Fuerte para terminar en Ramón de Cala.

Estos diteros tenian su base en la calle San Pablo esquina calle Caballeros, en un local local fué anteriormente el Tabanco del padre de Lola Flores hoy dia Bar Las Banderillas.

La plantilla la componían ocho ó diez personas, más de la mitad eran de la provincia de Jaen (el dueño era D. Manuel Sanchez Menjibar) algunos se hicieron famoso como Tomás al que apodaban "el torero", otros montaron su negocio uno en concreto monto una tienda en la calle Escuelas.


Jerez 05.jpg