Tabanco Plateros

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar
Volver a Portada
Volver a Neg/Emp


TABANCO PLATEROS




Plateros 02.jpg

El Tabanco Plateros está situado en pleno centro de Jerez, en una de sus plazas más concurridas y populosas, la Plaza Plateros, que es de paso obligado para todos los visitantes foráneos y lugar de encuentro habitual para los lugareños.

El Tabanco Plateros pone a disposición del público un despacho de vinos de primerísima calidad, surtido por los mejores viñedos de Jerez, procedentes de cooperativas y bodegas de la zona. Los vinos, como se podrán imaginar, son servidos directamente de la bota. Ante la paulatina desaparición de estos tradicionales tabancos de vinos de Jerez, motivada por el cambio de costumbres de ocio de los jerezanos, era ya díficil encontrar un tabanco de estas característicos en la ciudad. Sus propietarios, ante esta situación, han apostado por reabrir y reinventar un modelo de tabanco que ya han demostrado viable: con las oportunas innovaciones, han conseguido recuperar la esencia de estos tradicionales despachos de vinos de la ciudad para deleite de la tradición vinícola más auténtica.

Se trata de un sitio cómodo, agradable, con el color y aroma preciso, vestigio reverdecido de la tradición vinatera de la ciudad, trasplantado con renovadas fuerzas, y a base de innovación e ingenio, al siglo XXI. Se trata, en definitiva, de disfrutar de lo antiguo desde una visión nueva, auténtica. Amontillado, Cream, Fino, Oloroso y Pedro Ximénez, entre otros, abarrotan el establecimiento de botellas y botas. Para acompañarlos, la gastronomía más genuina de la tierra: chicharrones, carne mechada, butifarra, chorizo, queso payoyo, pimientos, melva y un largo repertorio de delicatesen y productos de primera.

Plateros 03.jpgPlateros 01.jpg


La clientela, por su parte, se muestra satisfecha: desde los más jóvenes que suelen llenar sus mesas, ubicadas entre los naranjos y sus sombras, hasta los más mayores, que suelen acudir al interior del local y a su barra, personas de todos los países se entremezclan con los lugareños en este tabanco con encanto. Resulta que las cosas como en la vida son mejores si son auténticas. Y este tabanco, este despacho de vinos, es de pura cepa.



Jerez 33.jpg
Herramientas personales
Ver para creer