Tocaté, infernáculo, rayuela

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar

Portada
JUAN J. ROSA SÁNCHEZ

León para Jerez

Juan Rosa Sanchez Jerez.jpg


TOCATÉ, INFERNÁCULO, RAYUELA...


Tocate.jpg

En Jerez las niñas jugaban al tocaté, los niños no, todo lo más que hacían era mirar para reírse si alguna se caía o si al saltar se le levantaba un poco el vestido y se le veía la enagua o las rodillas. El tocaté era cosa de niñas, como la comba y otros. La piola, el burro, las pedreas, el bolindre... eran juegos de niños. Esto de la división de juegos por sexos tiene cosas inexplicables: juegos que exigen una gran coordinación, como el caso del tocaté y la comba, por no se qué razón sexista, estaban reservados a las niñas, sin embargo exigen y desarrollan una gran coordinación, potencia y resistencia que los niños se perdían. Un deporte tan varonil como el boxeo ha utilizado desde siempre los saltos con cuerda, la comba, como medio de preparación física y nadie se ha metido con los boxeadores ¿será por miedo a recibir un buen sopapo?

Pero eso es historia, el tocaté debe convertirse en un juego que practiquen tanto las niñas como los niños por los beneficios físicos y fisiológicos que desarrolla. En cada uno de los patios de los colegios públicos, privados y concertados debería haber un diagrama pintado en el suelo para que se practicara a voluntad de los alumnos y alumnas.

Está o ha estado tan extendido que tiene multitud de modalidades y denominaciones, al menos las siguientes: aeroplano, avión, cabexote, cabezote, caer en raya, calderón, campana, caracol, cascajo, cascallo, castro, chita, cochafle, cochanfle, colache, conchafle, corazón, coro, cruceta, cuarterones, cuatro, días de la semana, golosa, grulla ágil, hilandera, himbo o imbo, infernáculo, infernáculo de agua, infernáculo de cielo y tierra, infernáculo de la luna, infernáculo de semana, lapicero, limbo, lunes, mariancha, mariola, mundo, muñeco, panza, paraíso, pata coja, pitajuelo, raya, rayica rayuela, reina mora, ruleta, salica, sambori, semana, semanario, tanga, tara, teja, tejo, tocadé, tocaté, trillo, truque, truquil, truqueles, únela y zigzag.

Cortazar (Rayuela. RBA Editores, Barcelona, 1993) le dedicó el siguiente párrafo que es todo un homenaje: "La rayuela se juega con una piedrecita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrecita, un zapato y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrecita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas (rayuela, caracol, rayuela rectangular, rayuela de fantasía, poco usada) y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrecita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo..."

El modo de jugar más común es el siguiente: los jugadores, desde fuera de la parte inferior del diagrama echan la piedra en la primera división, penetran en ella a la coxcojita y tienen que hacer salir el tejo por el sitio por el que entró. Concluido esto, lo arrojan a la segunda división y hacen lo mismo, y así, sucesivamente, van efectuando igual operación en las demás casillas de la figura, aumentando la dificultad a medida que avanzan, pues hay que acertar con el lanzamiento desde más lejos y recorrer más distancia a la pata coja. Como eso de ir dando saltitos sobre una pierna es cansado pues exige mover todo el peso del cuerpo con ella y como "la naturaleza es sabia", se permite descansar al llegar a un determinado sitio. Es falta y hay que volver a empezar cuando: se reposa en una de las divisiones no permitidas; se pisa alguna de las rayas de que consta la figura; se pisa el tejo o éste al ser despedido se para sobre una raya "caer en raya" o sale por uno de los lados; la piedra, rueda o se desliza más de la cuenta y pasa a un espacio que no le corresponde o se sale de la figura. Gana quien hace el recorrido completo en menos intentos.

La estructura general del juego es la descrita aunque existen infinidad de variantes. Posiblemente todas o casi todas las denominaciones coinciden con distintas formas de jugar y tienen distintos reglamentos, pero también todas se realizan sobre diagramas pintados en el suelo, más o menos complicados dependiendo de la fantasía y habilidad de los jugadores y, siempre, pijoleando (a la pata coja). El más difícil todavía, lo hacen cuando una jugadora o jugador tiene terminado un recorrido y, entonces, le obligan a hacer tres pruebas más: a) la punta, que consiste en lanzar el tejo, colocado en la punta del pie, desde el principio del diagrama a la corona (suele estar al final). Si no lo logra pierde; si lo consigue tiene que recorrer toda la figura a la pata coja y al llegar al final, sin descansar, debe sacar la piedra de un puntapié para que salga recta y de una vez por la primera. b) la ciega, es repetir toda la operación anterior pero con los ojos vendados. c) piso. Recorrer todo el diagrama andando, con los ojos vendados o al menos cerrados, parando en cada cuadro y preguntando ¿piso? si le contestan ¡chorizo! puede seguir, pero si le contestan ¡candela! debe empezar de nuevo: “el que pisa raya pisa medalla”.

Glosario (DRAE, 2001)

A la pata coja En la entrada pata. “1. loc. adv. Llevando una pierna encogida y saltando sobre el otro pie.” Calderón. Citado en luche. “8. m. vulg. Ál. Juego de muchachos parecido al de la tala.” Nota. La tala, en Jerez, es la billarda que no tiene nada que ver con el infernáculo. En otros lugares, con distintas denominaciones, tampoco. Ver tala.

Cascajo “(De cascar). 1. M. Guijo, fragmento de piedra y de otras cosas que se quiebran.”

Castro1 “(Del lat. castrum). 2. m. Juego que usan los muchachos, dirigiendo unas piedras por unas rayas, dispuestas al modo de un ejército acampado.”

Cuatro “(Del lat. quattŭor). 7. m. En el (juego) de la rayuela, cuadro que se forma en medio.”

Golosa “1. f. Col. rayuela (‖ juego que consiste en sacar de las divisiones trazadas en el suelo un tejo con el pie).”

Infernáculo “(Del lat. infernacŭlum, dim. de infernum, infierno). 1. m. Juego que consiste en sacar, saltando sobre un pie, un tejo de un trazado en el suelo.”

Luche “1 m. Chile. Juego de la raya semejante al infernáculo o calderón.”

Rayuela “2. f. Juego de muchachos que consiste en sacar de varias divisiones trazadas en el suelo un tejo al que se da con un pie, llevando el otro en el aire y cuidando de no pisar las rayas y de que el tejo no se detenga en ellas.”

Reina mora En la entrada reina. “1. f. infernáculo.”

Semana “(Del lat. septimāna). 5. f. Una de las muchas variedades del juego del infernáculo.”

Tala2 “(Quizá del ár. hisp. ṭála‘ o ṭáli‘, y este del ár. clás. ṭāli‘, ascendiente). 1. f. Juego de muchachos, que consiste en dar con un palo en otro pequeño y puntiagudo por ambos extremos colocado en el suelo; el golpe lo hace saltar, y en el aire se le da un segundo golpe que lo despide a mayor distancia. 2. f. Palo pequeño que se emplea en este juego.”

Tejo1 “1. m. Pedazo pequeño de teja o cosa semejante, que se utiliza en diversos juegos. 2. m. Cada uno de los juegos en que se emplea el tejo.”

Truque (Del cat. truc). “2. m. Una de las variedades del juego del infernáculo.”

Nota. Las denominaciones o modalidades citadas en el tercer párrafo de este artículo y no recogidas en el glosario anterior son porque no están registradas como relacionadas con el infernáculo en el Diccionario de la Real Academia Española o, simplemente, no figuran en el mismo.





Jerez 16.jpg
Herramientas personales
Ver para creer