Francisco de Paula Marin Grassi, Manini

De JerezSiempre
Saltar a: navegación, buscar

Volver a Portada
Volver a Jerezanos

Nuestro agradecimiento a:
José Villa
Publisher - Hawaii Hispanic News
Reporter - "This Week In The Hispanic Nation" -Hawaii Public Radio www.hawaiihispanicnews.org
José Luis Jiménez - jerezdecine.com

Grabado de 1837 donde aparace la figura de "Manini"
Francisco de Paula Marín Grassi (Jerez 28 Nov 1774 – Honolulu 30 Oct 1837)

Fue bautizado en la Iglesia de San Marcos de Jerez.

Francisco de Paula se incorporó muy joven a la Armada Española y formó parte de una expedición en la costa noroeste de América, Isla de Nootka. Desde allí se unió a la tripulación del Lady Washington, bajo el mando del capitán John Kendrick, un mercante que recorría la ruta entre China y Nootka y en el que se embarcó como grumete con destino a Hawai, donde le acogieron los isleños en Honolulu Harbor en 1793 y donde permanecería el resto de su vida.

Así fue como un grumete nacido en Jerez de la frontera escapó a su destino y vivió una holgada vida en aquellas paradisíacas islas.

Marín, que hablaba cuatro idiomas, se ganó la confianza de Kamehameha de Hawai, el rey que unió las islas en un reino. Antes del 1795, cada isla – Oahu, Maui, Kauai, Hawaii – era independiente. El las unió creando un reino. Kamehameha nombra a Marín su consejero concediéndole tierras.

Marín, conocido como "Manini", hombre polifacético, trabajó como médico, intérprete (aprendió la lengua Hawaiana), asesor de empresas, botánico, horticultor en una palabra era un auténtico “buscavidas”.

El apodo de Manini surge al ser lo más parecido a lo que los hawaiianos podian pronunciar su nombre. Posteriormente, y dada su fama de frugal y ajustado con el dinero, en una época difícil en Hawaii, "Manini" se ha convertido en la palabra hawaiana para definir "barato".


Autógrafo Francisco de Paula Marín
Francisco Marin, se casó en Hawai tuvo más de una docena de hijos, con diversas mujeres y realizó algún viaje a la China y a California, además se convirtió en estrecho contacto con varios dirigentes de Hawai. Creó un gran rancho donde cultivó una amplia variedad de frutas y hortalizas, cría de caballos, carne procesada para el comercio, y montó una destilería.

"El Ascenso y caída del Reino de Hawai", un libro de historia de Hawai de Richard Wiesnewski, también acredita a Francisco Marín "... de haber plantado la primera piña en el reino de Hawai, el 2 de enero de 1813." Irónicamente, la piña - que han convertido en un símbolo mundial de Hawai - fue introducida en Hawai por un hispano.

La historia del vino en Hawai se remonta a la época en que Francisco de Paula Marín plantó los primeros viñedos en el margen de Honolulu en una zona donde ahora se localizan los viñedos Boulevard.

Tambien fabricó la primera cerveza en 1812, y plantó sin éxito los primeros cultivos de café en 1817. Experimentó con la plantación de naranjas, limones, judías, coles, patatas, melocotones, melones, maíz, tabaco, lechuga, etc, por mencionar sólo unos pocos. Fue él quien primero coció patatas para el rey. Manifacturó aceite de Kukui y de coco, velas, tejas, cigarros, cerveza y aguardiente.

Construyó un molino de azúcar, fue importador de licores, y crió los primeros rebaños para obtención de carne y de leche, produciendo quesos y mantequillas.


Dado su pasado marinero, conocía los suministros necesarios para los barcos extranjeros llegaban a puerto, por lo que comenzó un negocio, en la zona frente a la torre de Aloha en Honolulu, de suministros de materiales para los barcos que recalaban en las islas, introduciendo en la cultura de Hawai multitud de objetos de procedencia europea y china. A esto había que tener en cuenta la necesidad en esta época de su fruta y su verdura fresca en estas naves.

Placa Francisco de Paula en Marin Tower. Archivo: José Luis Jiménez
En 1811 Francisco de Paula Marin, vivía en casa construida en piedra a los pies de Maunakea Street, que era usada como residencia propia y pensión y hotel, para los capitanes que llegaban a la isla.


Nota Prensa FP Marin.gif
Al parecer Marín estaba muy familiarizados con los usos medicinales de plantas y hierbas. En comparación con los nativos de Hawai, tenía mucho más conocimiento acerca de estos remedios medicinales. La Web Mamiya Patrimonio del Centro Médico dice: "No hay constancia de que Manini hubiese recibido ninguna formación médica, pero se convirtió en médico para los hawaianos".

Ralph Kuykendall, en su "El Reino de Hawai 1778-1854", habla de Marín dando por hecho tener "algunos conocimientos médicos". Al parecer, los conocimientos médicos pronto llamó la atención del rey Kamehameha. Según la web del Centro del Patrimonio Mamiya médico: "Robert Wyllie, en un discurso leído ante la Real Sociedad Agrícola de Hawai, en agosto de 1850, dice que Marín actuó como un médico. Sin duda, se dedicó una gran parte de su tiempo a asistir a los enfermos. Su diario contiene muchas referencias a los enfermos, y nos lleva a suponer que eran "pacientes" de Marín. Hay más entradas específicas como la de 27 de enero de 1810, cuando Craimocu (Kalaimoku) le ordena que cure a su madre, y el 11 de junio de 1820, "Este día me fui a curar Quiaveruare (Keaweluale)". Su paciente más famoso fue Kamehameha, y el 15 de abril de 1819, Marín fue enviado por barco para hacer el viaje de Honolulu a Kailua, Hawai, donde se alojaba Su Majestad para "curar el rey". El viaje duró cuatro días y se quedó con el rey hasta su muerte el 8 de mayo. Sus servicios, lamentablemente, resultando ineficaces.

Desde 1805 redactó un diario del que se ha conservado buena parte y que es una buena recopilación de su vida y de las costumbres del Archipiélago de Hawai en aquella época.


Francisco de Paula Marín Grassi murió el 30 de octubre de 1837, en Honolulu, a la edad de 64.

Después de encontrar Robert Crichton Wyllie el diario de Marín escribió en los archivos de Hawaii:

... gran parte de la riqueza actual de las islas, es debido a las semillas, raíces y plantas introducidas por ese hombre. En mi opinión, puede ser dificil cuestionarse si existía en estas islas, o existe en la actualidad, un hombre, a quien los hawaianos le deban tanto.

Portada libro Ross H. Gast y Agnes G. Conrad. ARCHIVO José Luis Jiménez
Portada libro Ross H. Gast y Agnes G. Conrad. ARCHIVO José Luis Jiménez
Portada libro Blanche Kaualua L. Lee. ARCHIVO José Luis Jiménez


Sobre la vida de este botánico y aventurero jerezano hay escritas dos interesantes biografías, una de su descendiente, Blanche Kaualua L. Lee, y otra de los investigadores Gast y Conrad.

El Boulevard del Viñedo, una céntrica avenida de Honolulu (Vinyard Blv. ), fue así denominada por las viñas de uvas que tenia Marin. Tambien existe en Honolulu una calle pequeñita, de solamente una manzana, llamada Marin Street y está en el mismo centro de la ciudad, queda como a dos manzanas de los muelles a donde llegaban los barcos extranjeros que empezaron a llegar a Hawai a finales de 1700s.

Gerente de negocios para el reino de Hawai en los muelles y vendedor de frutas y verduras frescas a los barcos se supone que en las inmediaciones estaría su domicilio.

En el 1994, como parte de la celebración del bicentenario de la llegada de hispanos a Hawai, nuestro paisano fue el personaje principal. El alcalde en ese momento – Mayor Jeremy Harris – dedicó un edificio – el Marin Tower – en la misma ciudad y cerca de los muelles a Francisco de Paula.

Existe un museo que celebra los seis viajes de los primeros misioneros protestantes que empezaron a llegar a Hawai en el 1820, se llama el Mission Houses Museum. En los archivos existentes nombran a Francisco en varias secciones a pesar, que por ser católico, no era una persona de su agrado. Según la historia, en el lecho de muerte, se negaron a darle los últimos sacramentos.


Certificado de la Partida de Bautismo de Francisco de Paula


Grupo escultórico creado por la artista Laura Ruby en 1994 como homenaje a Francisco de Paula Marín. Se encuentra situado en Site Passage Chinatown de la Marín´s Tower, en Honolulu.


Titulo: "Assemblée des Chefs des Iles Sandwich en conférence avec le Commandant de la Vénus," by Louis-Jules Masselot. Litografía 33.9 x 53.5 cm.


Jerez 60.jpg
Herramientas personales
Ver para creer